El Incidente causado por los Chinos de la Comunidad de Madrid

Estándar

Domingo noche.

11 ºC.

No llueve, pero ha estado cerca.

“Lleva, me lleva, me lleva el aire
Siempre a tu vera
Eres como la cera
Que te roza y te quema, no
Tú no me hieras, con lo que te quiero yo”

Sólo tengo una cosa que decir: ¡Estoy muy quemada!, en sentido figurado y literal. Procedo a relatar los hechos:

He dedicado una tarde de domingo a practicar deporte, pero no en cualquier sitio, sino en un centro de la Comunidad de Madrid. He vuelto a casa, en un autobús que se recorre toda la ciudad de arriba a abajo, un autobús de transporte público de la Comunidad de Madrid. He comprado unos cereales a unos chinos, porque no me quedaban y se me habían antojado para la cena, en un bazar-alimentación de chinos, pero no de cualquier tipo de chinos, sino chinos de la Comunidad de Madrid. Y cuando llego cansada a casa de un duro fin de semana en la capital, en la de la Comunidad de Madrid, saco la ropa sucia, tiendo la toalla, recojo los bártulos, enciendo el ordenador y, pongo una vela en el quemador, ambos comprados en una tienda Hiper-Bazar de chinos, de chinos de mi barrio y, por tanto, de la Comunidad de Madrid. Cuando llevo un rato enfrascada en mis quehaceres diarios en la web, comienzo a oír extraños sonidos a mi espalda, al girar, “¡oh, soledad! ¡oh, dolor!”, ahí estaba una extraña llama que poco a poco alcanzaba el platito con aceite de esencia de manzana. A los pocos segundos, la llama creció y el quemador sonaba como si fuera a estallar…ahí fue cuando recordé que en la bolsa falsa de Louis Vuitton que había llevado esta tarde, tenía una botella de agua. Eché parte de su contenido sobre el quemador y me separé todo lo que pude del aparato (inciso: todo lo que pueda separarme dentro de mi nueva habitación es poco…vamos, que la distancia mayor de la diagonal de mi habitación, es poca), la llama creció aún más. Al poco, empezó a bajar y bajar, mientras que esperaba que el quemador explotara, porque sonaba como si hirviera fuerte. Al cabo de unos minutos todo se tranquilizó. Corrí a por un trapo a la terraza, y puse el quemador debajo de agua fría. Volví a la habitación, encendí la luz y ahí estaba: un pedazo de manchón negro enorme en la pared donde había ardido,y por supuesto, todo salpicado de cera.

En primer lugar, comenzaremos por analizar los hechos: ¿Alguien puede explicarme cómo se propagó el fuego desde la llamita ínfima de la vela (que todo ha de decirse: era enana, por culpa de la calidad de la mecha de las velas de los chinos de la Comunidad de Madrid) hasta el platito de la esencia?

En segundo lugar, quiero mostrar mi descontento con la calidad de los productos aromáticos de las tiendas de Hiper-Bazar de chinos en la Comunidad de Madrid, especialmente, a éstos que tengo delante de mi casa: ¡No hay derecho a que me den estos sustos!

Finalmente, he dedicado unos minutos a limpiar la pared…bueno, a tratar de hacerlo, aunque, visto lo visto, mañana tendré que dedicar otros tantos, que no quiero que la dueña me riña por algo que, no ha sido culpa mía, sino de unos chinos, residentes en la Comunidad de Madrid, que venden chismes mal diseñados, que no hacen su función. Deberían colegiarse, y, en casos así, pues poder recurrir a algún organismo oficial y llevarme un dinero, que, si bien no podrá devolverme los años de vida que me ha quitado este sobresalto, podrá hacer los que me queden más felices.

Conclusión de Hoy: “Usa incienso: póntelo, pónselo…”

Anuncios

6 comentarios en “El Incidente causado por los Chinos de la Comunidad de Madrid

  1. Sergio2

    jajajaajjaa, me ha molado la conclusión!!!!!

    muy entretenido, todo se ha dicho, porque al final no ha sido nada grave claro, qsino…, la verdad que tendrian que hacer q pasaran examenes de calidad jejeje!!!!

    otra buena entrada!!!! ya espero la próxima!!

  2. Sonia

    Eso te pasa por comprar en los chinos…. gastate un poquito mas, que ganamos mucho con las acciones que tu ya sabes, y ve a una tienda en condiciones……

  3. El bombero torero

    Bueno debido a mi profesión no tengo ni puta idea de incendios, pero eso sí de vaquillas entiendo un rato y cuando veo una salgo por patas, asi que por asociación vaquilla = peligro = fuego… la próxima vez corre y dejate de mirar la llama, te lo dice todo un profesional.

  4. Mima

    Lolaaaaa, todo el mundo sabe que nunca hay que echar agua al fuego, es una leyenda urbana! Hay que TAPARLO con un trapo, manta, tapa…etc
    aiiii

  5. jajaja mierda!!
    me equivoqué del todo!!! jajaja
    la próxima con el trapo…que munda lié!!!
    siempre dándome consejos, mima!!si no es de una cosa es de otra!! gracias! xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s