De Turismo en Dinamarca I: Copenhague

Estándar

21 ºC. Sol.

“Kun tonerne fylder min verden
Jeg hører kun musik I mit iskolde hjerte
Her er der ingen ting der kan røre mig
Her er der ingen mand der kan snørre mig

For jeg har ikke mere tilovers for kærlighed
Og jeg er så færdig med din falske ærlighed
Nu er det forbi jeg skal morer mig
Jeg sagde jeg har det meget bedre uden dig

Så nu er musikken kun for mig kun for mig”

Como muchos sabéis (por lo menos el 75% de los lectores-> cuatro), estoy en España de nuevo. Pero como aún me quedan algunas cosas que contar sobre mi viaje por tierras nórdicas, voy a fingir que aún estuviese allí. Así que dejaré a la señorita del tiempo (a la que podréis bautizar en la encuesta de hoy) en Copenhague, y seguiré poniendo lo que ella me diga.

Los próximos post van a tratar sobre el turismo por Copenhague y sus alrededores (aceptamos Suecia como alrededor de Copenhague).

 Al llegar el primer día, salimos de la estación central y fuimos a nuestro albergue, que para que me entendáis, estaba según sales, a la izquierda… Pues, para mi alegría, la parte bonita de Copenhague era justo en el mismo sitio, pero hacia la derecha. No os recomiendo la zona de ‘según sales de la estación a la izquierda’, son todo tiendas de pakistaníes, kebaps, italianos, burguers… Y en cualquiera de las casa podría haber vivido Ana Frank.

Volviendo a ‘según sales de la estación a la derecha’. Allí puedes encontrar el Tívoli, el parque de atracciones más antiguo de Europa, donde hacen multitud de actuaciones, teatros, etc. La entrada creo que ronda las 85 DKK, pero no te da derecho a nada. tivoliLa entrada con atracciones, sube considerablemente el precio. Desde aquí, os digo, que yo no entré…porque se me planteó la duda de entrar o dejar de cenar entre 3 y 5 días: y elegí la comida. De todas maneras, son esas cosas que te dejas sin ver para que la siguiente vez que visites la ciudad tenga algún misterio. De todas maneras, por las fotos que me han enseñado, y desde detrás de la valla que tenía el seto caído, os puedo confirmar de primera mano, que es un sitio muy bonito.

Si sigues andando desde el Tívoli, encontrarás fácilmente el comienzo de la calle peatonal más larga de Europa (porque los daneses son “lo más”: el parque más antiguo, la calle más larga, el puente sobre mar más largo…). Pero no os engañéis, no está llena de tiendas diferentes, hay cuatro H&M, tres Vero Moda, algún que otro Zara, Tommy Hilfiger, Gucci, Nike… Y por supuesto, tiendas de souvenirs, de las que hablaremos más adelante. También está el museo del Libro Guinness de los Récords. En la puerta, tienen la estatua del señor más alto del mundo, (que tampoco era mucho más alto que nuestro compañero búlgaro de 2.05 m) que falleció muy joven por la inflamación de un pie, sí, así fue, raro pero cierto.

Si vas paseando por esta gran calle pronto verás a artistas realizando actividades varias: tocar un instrumento, cantar, actuar… Lo más común es que escojan a alguien del público y hagan su numerito. Los hay muy muy buenos. Al terminar, rotan su posición con otros compañeros y así se van moviendo a lo largo de la calle. Yo aún tengo a un mimo esperando que me siente en una silla…Es que, usan el típico truco de llamar tu atención y señalarte la sillita, tú les dices que ‘no, gracias’ con toda amabilidad, no por nada, sino porque no le vas a pagar, porque tú lo que te has ahorrado en no entrar al Tívoli no quieres dejarlo al mimo, que sí, vale, también tiene que cenar…pero seguro que recibe propinas danesas que deben ser mucho mayores que el sueldo que yo traía de España. Entonces el ‘despabilao’ del mimo, empieza a movilizar a tus compañeros para que te presionen a ti para sentarte…a los dos minutos tienes a diez personas mirándote y diciendo: “¡Siéntante!, no seas así. Mira qué triste lo has dejado”. Y señalan al fondo, donde está el mimo-de-las-narices haciendo que llora, que lo hace tan bien que casi consigue que te sientes…Pero no. Al final no me senté, porque en ese momento me rugió algo por dentro signo obvio de que tenía hambre, y esto fueron motivos más que suficientes para que no me sentara.

Otra opción en Copenhague es la de dar una vuelta en un barquito, que te lleva a ver la sirenita, los barcos militares, la ópera…

Hay un barrio en la ciudad que se llama Christiania, cuyo origen es bastante christianiacurioso. En resumen, se encuentra en un régimen autorregulado por sus ciudadanos, la policía hace ‘vista gorda’ a las actividades que allí se realizan. La gente entra con idea de ver lo que hay dentro, es un poco raro, porque parece que la gente que vive allí está siendo observada por los grupos de turistas (como si de un zoológico se tratara), a la entrada te dicen que está prohibidísimo hacer fotos (te rompen la cámara si te ven) y que te mantengas en grupos, por si las moscas…

Otra parte de Copenhague, quizá la más conocida es la del paseo marítimo. Allí a la entrada nos recibirá una impresionante estatua de un guerrero conduciendo un carro tirado por toros, sí, ¡toros!. Un poco más adelante, se encuentra Neptuno, mirando a su mar, y, por último, la archipopular Sirenita. copenhagen-006-the-little-mermaid

Personalmente, nada tiene que envidiar el guerrero de los toros a esta escultura, pero, así son las cosas…La Sirenita se llevó toda la fama en ese paseo marítimo.  Yo, por supuesto, no perdí la oportunidad de subir hasta las rocas donde está ella. Y mis compañeros, por supuesto, no perdieron la oportunidad de grabar en vídeo mi ascenso, y comentar en alto cómo deseaban que me cayera al mar…Una vez enfrente de ella, qué menos que gritarle un: “¡ole tu salero morena!” , un: “¡cuerpo!”, y otros piropos que dejaban claro entre los presentes cuál era nuestra procedencia.

Al lado del paseo se encuentra un bonito castillo además de multitud de parques. Todos los parques de Copenhague son bonitos; será porque no estoy acostumbrada a ver tanto verde junto… Para visitarlos, en cualquier momento podéis alquilar una bicicleta por 20 DKK que te devuelven cuando vuelves a dejarla en cualquiera de la multitud de puestos indicados para ello. Pero tened en cuenta que son bicicletas que no llevan los frenos que conocemos, sino que hay que retroceder con los pedales…

Creo que por el post de hoy ya está bien. En el siguiente os hablaré del turismo fuera de Copenhague.

Conclusión de Hoy:Copenhague es caro”.

Aprendamos danés:  den lille havfrue-> sirenita, havn ->puerto,  Kun for mig -> Sólo para mí

Anuncios

6 comentarios en “De Turismo en Dinamarca I: Copenhague

  1. raulgeta

    Muy buena la entrada Lolilla!!! Con todo lo que estoy aprendiendo, en breve podré decir a la gente que me conoce de poco que he estado en Dinamarca jaja

    Qué curioso lo de Christiania, algo similar podíamos haber hecho aquí en TID las pasadas Navidades, teníamos que haberlo convertido en un edificio autorregulado por los becarios 😀

    Por cierto hiciste bien en no entrar al trapo con lo del mimo, que luego cuando el hambre aprieta… (te lo dice uno que se pasa las mañs a base de agua xD)

    Un besote!!! 😉

  2. Gran post, Lola!!! La canción suena bien, para lailolear, claro.

    ¿Eres consciente de lo que arriesgabas cuando fuiste hasta la sirenita? Si llegas a caer estarías en youtube antes de tocar el agua, prácticamente.

    El nombre de la chica del tiempo… Minerva Sørensen me motiva… pero Montesdeoca es un clásico.

    Una cosa, little mermaid me suena a inglés ;P

    A ver si te pasas un día por TID…

  3. Yo soy el único que no sabía que ya estabas de vuelta en España. :p

    Me están dando ganas de ir a Dinamarca…

    Lástima que no tengo un duro.

  4. hola a todos!!
    jajaja sí!! little mermaid es en inglés, pero todo el mundo la conoce así! jajaja ya está corregido en la entrada, que no me di cuenta, ya puedes aprenderlo en danés 😉

    gracias raúl por apoyarme con lo del mimo!! sigues con la dieta de botella de agua!?!?! de vez en cuando unas O2 no hacen daño…jajaja y lo de que tendríamos que haber hecho eso en navidades estoy de acuerdo…ahora seríamos dueños y señores de la empresa!! XD

    lo de tid está difícil de momento…que estoy en mi pueblo…de todas todas hay que quedar a la vuelta de vacaciones!!! pero todos! hasta el nuevo trabajador que tenemos por ahí en otra empresa! 😀

    y, por último, sin dinero, no es recomendable ir a dinamarca…es llevando dinero y malamente…jejeje

  5. vaya vaya aquí no hay playa

    jeje, me ha encantado esa prosa tan descriptiva de ’según sales de la estación a la derecha y a la izquierda’…

    Parece que las tres semanitas en Cope cundieron bastante, tienes que hacer un Especial Garitos que es lo que más nos interesa a los del Sindicato del Lailoleo, por que cuando vas a un sitio de turismo hay que verlo y beberlo.

    Y por cierto, pobre mimo ni que fuera un trilero de los que se mueven por las proximidades de Atocha.

    Lo dicho Especial Garitos YA

    bss y saludos a to la faunita de TID… pero que bien se vive allí en veranito eeehhh 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s