La Comida en Dinamarca o Cómo No Morir de Inanición

Estándar

22 ºC. Nublado. Fuertes vientos del sureste.

Como véis el tiempo va mejorando…Y por eso, he decidido poner una señora del tiempo en el blog. Pero tampoco os fiéis demasiado de ella, que creo que da más temperatura de la que es…

“Me lo como tó, me lo como tó: los garbanzos del puchero y la liebre con arroz. A mí me llaman la Chiqui pero de chica no tengo ná, a mí me llaman la Chiqui pero de chica no tengo ná, soy más alta que una torre con más fuego que un volcán. Soy más alta que una torre y doy más guerra que el Vietnam. Y yo no tengo complejos porque así me hizo Dios…”

 En el post de hoy, voy a hablar sobre la comida en Dinamarca.

Con el pago del curso, no se incluían las comidas, así que, una vez que llegas aquí y ves los precios, comienzas a organizarte para que te llegue el dinero y ahora es cuando os doy algunas pautas a seguir: CONSEJO: ‘Buscar cualquier tipo de actividad en la cual den comida gratis’. Yo ya he conseguido cenar gratis en cuatro ocasiones, que no está nada mal. CONSEJO: ‘Comer cada vez como si fuese la última, porque una nunca sabe cuándo puede ser la próxima’ . Esto es clave, conseguir la sensación de saciedad en un determinado instante puede ser un recuerdo muy reconfortante en los momentos de más necesidad.

Durante la primera semana del curso, organizaron una cena-presentación para que nos fuéramos conociendo entre los alumnos de diferentes cursos y, para que pudiéramos saber un poco más sobre Dinamarca. El responsable de la universidad de verano nos comentó algo que me extrañó bastante, por un lado, que los daneses son los ciudadanos más felices del mundo; no lo pongo en duda, pero debe ser una felicidad que se lleva muy adentro, nada de exteriorizar ni sonreír…Y, por otro lado, que en Dinamarca vivían más cerdos que personas; pues si viven más cerdos que personas por qué el cerdo es tan caro y por qué no venden más chorizo, salchichón, lomo, jamón, etc. ¿qué hacen con los cerdos entonces?.

En esta cena-presentación (a las 4 de la tarde) nos dieron a probar varios platos de aquí. Por ejemplo, el producto típico de la tierra es un pescado que creo que es lo que en España llamamos arenque. arenque%20marinade%20zureharingEl arenque no lo ‘cocinan’ mucho, más bien, lo dejan crudo o lo marinan… Uno de los platos eran filetes de arenque avinagrados, y otro, arenque con huevo duro y una salsa de curry. Después, nos sacaron la carne, cada uno de los de la mesa cogimos diferentes carnes, así que sólo os puedo contar en general cómo eran. Había carne de cerdo, creo que de ternera, y posiblemente pavo, todos ellos casi crudos y con montones de verduritas frescas alrededor. Después, trajeron unos quesos, pero no eran autóctonos, y casi no sabían a nada: Camembert, Brie, Edam…A los franceses no le gustaron nada por lo visto. Todo esto iba con un pan típico danés, que está lleno de cereales, pesa mucho y es oscuro y mantequilla.

Al día siguiente, pudimos volver a cenar gratis. Al levantarnos para ir a clase, habían colgado unos carteles en las puertas de cada casa de la residencia, invitándonos a ir a una charla sobre deportes durante el curso y luego comida y bebida gratis. Y allí que nos presentamos los españoles a las 5 de la tarde. Sólo fuimos nosotros con el búlgaro…y es que más tarde descubrimos que no era necesario ir a la charla que no tenía nada que ver con nosotros para poder comer, pero bueno, igualmente nos invitaron a perritos caliente.

La siguiente cena gratis fue también en un evento social de la universidad. Nos llevaron de turismo por la ciudad y después, nos llevaron a cenar (a las 6 de la tarde) a un bufet libre mejicano. Y claro, comimos, porque no sabíamos cuándo podría ser la próxima…

La última cena, aunque no ha sido gratis pero sí barata, ha sido esta semana, que decidimos hacer una comida internacional, cada grupo de cada país debía llevar algo típico. Los franceses hicieron crêpes y unos pasteles de patata, queso y bacon. Las de Finlandia unos tallarines un tanto extraños, no os puedo decir qué llevaban exactamente. La austriaca una especie de bolitas rellenas de fresa o chocolate con coco hechas de la masa de los churros. Los alemanes y el danés cerveza…no se esforzaron mucho. Los chinos arroz…evidentemente. Y alguien, no sé quién, hizo unos conejitos, con ojitos y todo, de miga de pan de molde y dentro chocolate. Y, los españoles, tres tortillas de patata y sangría, ésa, la hice yo. La primera vez que hago sangría en mi vida, y la gente decía que estaba buena…pero imagino, que a pesar de lo malo que era el vino (el más barato de la tienda, de cartón, y origen español nos costó 4€ , que, en comparación con las botellas de vino que llevaron los franceses…) con el azúcar que le eché cualquier cosa hubiera sabido bien, yo iba haciendo las mezclas fijándome en el color.

Pues éstas son todas las cenas gratis que he hecho, el resto…Os resumiré un día cualquiera de mi vida en Dinamarca:

7.35 am – intento desayunar: normalmente, cereales con leche. Es que, conseguí una oferta inigualable de 1 kg de Corn Flakes marca Aldi por el mismo precio que 750 gr de Corn Flakes marca Aldi, y claro, no pude dejarlo pasar.

12.10 pm – como en el descanso de las clases. Uno o dos sándwiches. Comencé por el embutido envasado que traía en la maleta, más tarde, me pasé al salami danés, ahora, estoy con el chopped danés…Es muy posible que la semana que viene tenga que bajar aún más el nivel: mortadela sin aceitunas danesa. También un zumo de naranja y una pieza de fruta.

4 pm – 1o pm – Aquí entra el factor sorpresa y suerte. Puedo comer desde en un mejicano, pasando por el McDonald’s (que por cierto, hablando de este establecimiento, vas allí, esperando sentirte como en tu casa porque es un lugar universal, un lugar, en el que la hamburguesa es igual de insulsa desde Pekín hasta Los Ángeles pasando por Kuala Lumpur, y pides tu McMenú de siempre, y descubres que, primero, no te regalan ese vaso que forma ya parte de tu vajilla de piso de estudiante, segundo, que te ofrecen ketchup porque luego, te lo van a cobrar sin avisar y, tercero, que no tienen patatas deluxe), arenque crudo, latas varias (atún, tomate, mejillones, sardinas…), etc.

Pues hasta aquí el post de hoy, espero que mis consejos sobre comida en Dinamarca os sirvan de algo.

Conclusión de Hoy: Comienza a comer un par de semanas antes de venir para conseguir unas buenas reservas que te permitan sobrevivir el tiempo que estés aquí, o tráete mucho dinero, que también es solución

Aprendamos danés: skole-> escuela, mad-> comida, æg -> huevo

Anuncios

12 comentarios en “La Comida en Dinamarca o Cómo No Morir de Inanición

  1. Jondalar

    Jejejeje a ver si no se te va a ver a la vuelta, que con esos problemas para poder comer…. jejeje

    Si tu eres capaz de apañarte fijo, que a tu lado los boy scouts no son nada!!! 😛

    Mira que sois gorron@s jejeje, si ya os dan casa, xo q morro teneis :P, yo aqui pasando calor, bañandome a disgusto en la playa y haciendo barbacoas, y tu quejandote de que no te invitar a comer… 😛 que mal repartido esta el mundo jejeje
    (no era por dar envidia eh :P)

    Disfruta la ultima semana ;). Por cierto el examen que???

    1 beso

  2. Alfa

    Y luego dicen los de supervivientes que el concurso es muy duro, a esos los mandaba yo a aprender movidas de satélites contigo xD

  3. jajajaja sí! juanito “el golosina” no hubiera aguantado ni dos días aquí!! jajaja

    ah! y el examen no hubo problema…la “spanish conexion” funcionó como es debido…quizá sospechen cuando vean que los que mejor nota sacamos somos los españoles…en ese caso tendremos que defendernos diciendo que no es culpa nuestra si las universidades son mejores allí, etc. jajajjaa 😀

  4. carpanta

    Joe que hambre da leer esta última entrada, pero vamos a ver allí no hay restaurantes chinos de dudoso menú a precios populares, o un döner kebap… que por cierto estos últimos ya se están subiendo a la parra, pero bueno a ciertas horas y con más hambre que el burro de un gitano entran divinamente.

    Pues na, ánimo que ya te queda poquito pa disfrutar del gazpachito y otras cositas ricas. Y para solidarizarme contigo me voy a cenar un buen bocata de lomo con queso 🙂

    farvel bss

  5. jajaja, muy bien seleccionada la canción.
    ¿La chica del tiempo no tiene nombre?
    Respecto a lo del examen, si las conexiones funcionan en tierra, es más fácil que también lo hagan en órbitas geoestacionarias ;).

    Lo de mezclar la sangría por el color… bueno, es una opción, aunque como el vino sea malo malo, te puede dar un tonillo negruzco que no arreglas tan fácil.

    Para comer, recuerdo a un colega que preparaba platos combinando las cosas que tenía por casa de forma aleatoria. Su plato más sonado fue “pepinillos con mayonesa sobre base de sobaos pasiegos”. Y sobrevivió. Así que ánimo… seguro que hay alguien peor alimentado cerca de vosotros y todavía no lo sabéis.

  6. jajajja gacias ajeno y carpanta por el comentario!!!

    sí que hay döner kebaps, chinos e italianos, de hecho, es lo que más hay, por donde quiera que mires…pero se están subiendo a la parra aquí también!!!

    me voy a ver obligada a hacer una encuesta sobre el posible nombre de la chica del tiempo, que, por supuesto, seguirá con nosotros cuando regrese a España, le cambiaré la ciudad donde mide la temperatura y listo, ya sabéis cómo controlo el código, lo hago en un pis-pas jajajja

    con respecto a tu amigo el que mezcla cosas aleatoriamente, él sí que es un superviviente y no el de cuatro, que tantas veces citamos en nuestra estancia por aquí…porque si comerse un saltamontes da 7 veces más proteínas que un filete de ternera, comerse la araña que el otro día apareció al lado de mi cama debe ser como comerse un búfalo entero en cuanto a proteínas se refiere

  7. trapatroles

    Tomo nota, en septiembre ire a Dinamarca, y seguiré tus consejos gastronómicos…jejeje
    Ya os lo comentaré en mi blog

    Saludos

  8. canaria

    es decir… que si quiero adelgazar…. me voy a DINAMARCA!! 😉

    a ver si hacemos una colecta y te mandamos algo de jamón serrano!!

    besitos

  9. Jenny

    los conejos, esos que estaban rellenos chocolate y otra cosa tipo mermelada eran del chico de Taiwan!!! Lola mira que olvidarte!!! con lo ricos que estaban!!!! jajajajjajaja

  10. Rocío

    Jejeje…yo acabo de llegar a Aarhus, hoy he hecho mi primera compra y… cierto no hay nada¡¡¡ creo que viviré a base de pasta con tomate, porque además de no encontrar carne es que es carísima. Y el salami… a mi eso no me sabe a salami…Menos mal que no soy mala cocinera y me las medio apañaré. Pero dios, me temo que echaré mucho de menos la comida española. Bueno, si alguien que ande por Aarhus puede darme algún consejillo lo agradecería mucho…

  11. PILNES

    La comida danesa es una porqueria, empezando por los productos básicos como puede ser la leche, si no tiene mucha azucar, tiene grasa y si no aditivos artificiales que te ponen hinchada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s