Las Entrevistas

Estándar

   Anteayer, día 9 de diciembre de 2008, comenzaba mi andadura como trabajadora en la vida…o eso creía yo.

   Llegar hasta aquí me ha costado dos meses de espera y 4 ó 5 entrevistas, mientras que al resto de mis compañeros de clase cada puesto les costó días y una sola entrevista…y menos mal que me han cogido, porque sino, menuda gracia, que llevaba esperando mucho tiempo y además no había buscado ningún sitio más.

  entrevista En la primera entrevista, entramos en una sala 2 chicas, 4 chicos y yo con una pantalla plana con una webcam. En la pantalla plana se veía otra gente hablando que no miraba a cámara, entonces lo vi claro: una prueba!! y empecé a emparanollarme hasta que vino la chica de RRHH y nos dijo: ellos están en nuestro centro de Granada y hacen la misma prueba que vosotros, entonces, me tranquilicé…Pero no duró mucho. Nos repartieron unas pruebas de lógica, de rapidez mental, de personalidad, etc y para cada prueba, nos daban 20 minutos, y no sobraba, pues bien, el chico sentado frente a mí en cada una de las pruebas y pasados 10 min. ponía los cuadernillos encima de la mesa con un golpe, y comenzaba a dar toquecitos rápidos y continuos con el boli…por qué? por qué hacía esto? qué pretendía? ponernos nerviosos?!?! y las pruebas? se las sabía de memoria?!?!? hombre por dios…que cada vez que hacía eso, perdía 2 minutos de prueba mirando!!! Cuando terminamos todas las pruebas, comenzaron las entrevistas técnicas con los jefes de división de cada uno, de todos…menos el mío! que no estaba. Me acompañaron a la puerta diciéndome que otro día me llamarían, pero que iban muy mal de tiempo…pensé que me estaban diciendo que habían corregido mi plantilla de personalidad y que no daba el perfil o que no tenía lógica o algo así, y me fui…

   La segunda prueba fue con mi jefe de división…ese hombre! Es un señor que habla para el cuello de su camisa y que será muy listo pero, a diferencia de todos los de RRHH que se les ve acostumbrados a tratar con la gente, se ve que él lo que controla más es el trato con todo tipo de aparatos (que se pueden ver constantemente en su despacho…los tiene de todos tipos). Me preguntó que qué estudiaba, y me demostró que no tiene ni idea de cómo va lo de las carreras…no sabe ni cuánto duran, ni qué se hace ni nada… y luego, comenzó a explicarme proyectos abiertos que tienen, y claro, ahí es cuando empieza el show: él te habla y habla con palabras que no conoces (bueno, para ser exactos, conoces las conjunciones y los demostrativos pero lo demás, no) y tú asientes, asientes y asientes y esperas que sólo asintiento valga, hasta que llega al final y te hace una pregunta: ¿algún proyecto te ha interesado? y ahí, te pones un poco nerviosa porque claro, ya no vale con asentir, e intentas repetir alguna palabra de las que ha dicho: ‘Sí, el de xxxx…y esperas haber acertado…’ y sí, acerté, esa era la prueba, repetir alguna de las palabras que te dicen…

  La tercera entrevista, fue con otra chica de RRHH, pero esta vez individual. Duró como hora y media en la que sólo hablaba yo…ella preguntaba y preguntaba, y encima preguntaba a mala leche…me preguntaron que si yo era innovadora o conservadora, si era de investigación o de desarrollo, que cómo me definiría…pero por dios…qué es esto??? y además, cuando decías algo te lo llevaba al absurdo, se cree Sócrates, o qué?  Le digo que soy habladora, y me dice: ‘pero, ¿habladora, habladora de las que cansan y no se pueden soportar y todo el mundo está deseando que se vayan?’ y tú qué dices a eso? pues que no, que no, que tú eres la habladora perfecta, la habladora en su justa medida…Luego me pregunta que porqué estudié lo que estudié, y claro, le dije que quería trabajar en la tv, que quería hacer algo de Comunicación Audiovisual o así, pero que cambié de idea, etc. Y me dice: ‘¿entonces por qué haces esto y no otra especialidad?’ pues porque no, que te digo que cambié de idea porque eso no tenía salidas fáciles… y me vuelve a decir: ‘pues yo no lo entiendo’, a lo que yo le contesté mentalmente: ‘pues es que a ti nadie te ha pedido que lo entiendas, que no es tu vida, que es la mía, que me dejes en paz!’. Luego intentaba saber que cómo reaccionaba yo ante otra gente que no compartiese mi opinión, o cuando estoy en un grupo de trabajo y alguien no hace nada, etc. y yo le dejé bien claro, que yo no me pego con nadie, que creo que era todo lo que ella debía saber. Bueno, pues eso, la entrevista siguió con este tono hasta el final, acabé agotada.

   La última entrevista fue por teléfono, era mi jefa de división, que trabaja desde fuera de Madrid. Básicamente, me preguntó por mi PFC, un trabajo que está sin hacer, pero yo, empecé a vendérselo, como si de verdad funcionara!! y se lo creyó, y acabó encantada, tan encantada que me sentí culpable y para que no pensaran que sabía hacer algo que no sabía hacer me vi obligada a decirle que no lo había hecho aún, que sólo había pensado todo eso que le había dicho, pero aún así, le pareció bien.

   Y hasta el 4 de diciembre esperando que me llamaran!!pero al fin me llamaron…

Anuncios

Un comentario en “Las Entrevistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s