El Primer Día

Estándar

Fecha: 9 de diciembre de 2008

Centro: Telefónica i+d

Lugar: Madrid (Arturo Soria)

Temperatura: 5ºC

Probabilidad de precipitación: 100%

   A las 9.17  de la mañana hago acto de presencia en el centro…he estado 90min en el autobús (un trayecto de 30-35min), porque como dice un amigo: ‘cuando llueve, la gente se vuelve loca al volante’.

   Cuando llego a la puerta doble, hay un aparato muy extraño y la gente hace cola tras él. Lleva letras chinas…¿qué será? Parecía importante, así que esperé a un ladito, y cuando pasó la marabunta de gente que venía conmigo desde el autobús, me acerqué, y entendí lo que había que hacer…no era difícil, pero si no lo has visto nunca…era un aparato en el que introducías el paragüas (fuera como fuese de largo, ancho, etc) y lo metía automáticamente en una bolsita!! para que no fueses mojando el suelo ni la moqueta!! cómo son estos de telefónica…es que están en todo!! Primera prueba: Superada!!paraguas

   Después de recoger mi tarjetita de invitada de Telefónica y volvérseme a olvidar el nombre de la chica de RRHH que me había citado, me hacen entrar en la sala de espera, y coincido con otros 4 chicos, de los cuales uno de ellos me suena, pero como soy horrorosa recordando caras pues pienso que me lo he inventado. Al rato, viene otra vez la de RRHH y nos lleva a una sala, donde nos recogen los datos y nos van llevando uno a uno con nuestros jefes de división. En eso, que se me acerca el chaval que me sonaba y me dice: ‘de York 2004? que llevabas trencitas?’ ‘Sí, soy yo!’ resulta que conocí a este chico cuando fuia a una beca de inglés en ese verano a Inglaterra durante 1 mes, pero no lo recordaba porque él era uno de los típicos raros del grupo de los que no te sabes el nombre cuando te vas de allí, pero ellos el tuyo sí y nunca puedes preguntarles cómo se llaman porque no encuentras el momento, aunque suene cruel no es culpa mía, nos pasó a todos con los que iba… Volviendo a la sala;estábamos todos como flanes, pero me resultaron muy simpáticos, la pena, que no fuéramos todo en el mismo proyecto.

  Al poco, vino mi jefe de división (el hombre del que os hablé que si pudiese casarse con una PDA lo haría y que habla para el cuello de su camisa) y me llevó con una chica muy alternativa que iba a ser mi compañera de proyecto. La chica vino a darme dos besos, a lo que yo reaccioné dándole la mano, porque desde que entré en ese edificio todo el mundo me daba la mano, así que pensé que ella haría lo mismo, pero no, porque ella llevaba zapatillas Vans, así que estaba claro que no obedecía a las mismas reglas que la otra gente del edificio que llevaba zapatos, no sé cómo no me di cuenta antes, por dios!!! Para Recordar: “En el edificio hay dos tipos de seres: los que llevan zapatos y los que llevan zapatillas; los primeros dan la mano al saludar, los segundos besos.”

  Se fue el jefe de proyecto, y me dejó con esta chica, que me presentó a otro compañero algo menos alternativo. Mi compañera me preguntó qué dónde estudiaba, y yo, como era lo normal, le pregunté a ella que dónde estudiaba y me dijo que en la UEM (Universidad Europea de Madrid) y como mi universidad es pública (imagino que por eso, porque yo no le pregunté nada) empezó a contarme que ella se había cambiado a la privada porque vio lo mal que andaban las cosas por la pública, que en la privada les facilitan el compatibilizar estudios y trabajo, que en la privada te dan más salidas, que si en la privada tal, que si en la privada cual y en la pública no…y así durante unos minutos, y no es que no entiendo aún porqué empezó todo esto.

   En fin, mi compañera me dio unos archivos para leer sobre el proyecto, pero para eso necesitaba ordenador, y para eso necesitaba un puesto. El jefe de división decidió que mi puesto fuese entre mis compañeros, y me prestó un portátil, y no un portátil cualquiera!! aunque aquí todo el mundo los trata mal, no les da importancia…como hay tantos! Estuve leyendo los documentos y como era de esperar no entendí nada, y empecé a jugar hasta que conseguí conectarme a internet y, por supuesto, meterme en el tuenti y en el messenger.

 Llegada las 13.30, mi amigo el que trabaja aquí cerca (lo conoceréis por su frase: ‘cuando llueve la gente se vuelve loca al volante’) me dijo que él se iba a la facultad, que si me iba con él a comer y luego a clase, y, por supuesto, me fui…que es mucho más agradable ir hablando en coche con alguien que en el autobús lleno de gente durmiéndose encima tuyo con la calefacción a tope.

  Y aquí acabó mi primer día de duro trabajo…a esperar al siguiente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s